Células madre y terapia génica para curar el asma y las alergiasEl uso de células madre podría ser la solución para borrar la memoria del sistema inmune y tolerar las sustancias alérgenas. Investigadores de la Universidad de Queensland, en Australia, combinaron los últimos avances en trasplantes regenerativos con células madre y en la edición genética de las mismas, con el fin de ofrecer una cura definitiva al asma y las alergias, algo que han logrado ya en animales de laboratorio. Según la Organización Mundial de la Salud, el asma es el tipo de insuficiencia respiratoria más generalizada entre los humanos, incluso actualmente afecta a más 235 millones personas en el mundo, por lo que aplicar esta terapia en humanos supondría un gran impacto sanitario. Además, dicho tratamiento podría evitar riesgos en personas alérgicas a determinados alimentos, fármacos o veneno de insectos y que, en circunstancias normales son levemente dañinos, incluso en el caso de alérgicos, puede ocasionarles la muerte. Esta técnica se basa en trasplantar en el organismo células madre sometidas previamente a reprogramación genética y que tienen la capacidad de inhibir selectivamente aquellas células T del organismo que, debido a que son defectuosas, causan asma o alergia. Las células T forman parte del sistema inmune y al presentar un defecto de extrema sensibilidad ante determinadas sustancias generan procesos asmáticos y alergias. Este estudio ha demostrado que una proteína generada en el organismo por las células madre trasplantadas es la responsable de neutralizar selectivamente las células T defectuosas. Ahora los expertos esperan, tras comprobar su efectividad e inocuidad en animales, comenzar la fase de ensayo clínico pero en pacientes. Fuente: Asociación española de Bancos de Células Madre.
Protectia - Células madre y terapia génica para curar el asma y las alergias

NOTICIAS

NOVEDADES CIENTÍFICAS

 Células madre y terapia génica para curar el asma y las alergias

Células madre y terapia génica para curar el asma y las alergias

El uso de células madre podría ser la solución para borrar la memoria del sistema inmune y

tolerar las sustancias alérgenas.

Investigadores de la Universidad de Queensland, en Australia, combinaron los últimos avances en

trasplantes regenerativos con células madre y en la edición genética de las mismas, con el fin de

ofrecer una cura definitiva al asma y las alergias, algo que han logrado ya en animales de

laboratorio.

Según la Organización Mundial de la Salud, el asma es el tipo de insuficiencia respiratoria más

generalizada entre los humanos, incluso actualmente afecta a más 235 millones personas en el

mundo, por lo que aplicar esta terapia en humanos supondría un gran impacto sanitario.

Además, dicho tratamiento podría evitar riesgos en personas alérgicas a determinados alimentos,

fármacos o veneno de insectos y que, en circunstancias normales son levemente dañinos, incluso

en el caso de alérgicos, puede ocasionarles la muerte.

Esta técnica se basa en trasplantar en el organismo células madre sometidas previamente a

reprogramación genética y que tienen la capacidad de inhibir selectivamente aquellas células T del

organismo que, debido a que son defectuosas, causan asma o alergia.

Las células T forman parte del sistema inmune y al presentar un defecto de extrema sensibilidad

ante determinadas sustancias generan procesos asmáticos y alergias. Este estudio ha demostrado

que una proteína generada en el organismo por las células madre trasplantadas es la responsable

de neutralizar selectivamente las células T defectuosas.

Ahora los expertos esperan, tras comprobar su efectividad e inocuidad en animales, comenzar la

fase de ensayo clínico pero en pacientes.

Fuente: Asociación española de Bancos de Células Madre.

VOLVER