Aplicación de células madre en tratamiento de Autismo

El alarmante incremento en el número de pacientes que padecen autismo o trastornos del espectro autista (TEA) ha aumentado la urgente necesidad de generar nuevas terapias. De éste modo, la terapia celular ha sido propuesta y aplicadas como uno de los tratamientos para el TEA. En particular, las células madre mesenquimales poseen propiedades inmunológicas que brindan un futuro promisorio en la medicina regenerativa. Los resultados obtenidos en estudios clínicos con el uso de las células madre mesenquimales son muy alentadores y prometedores. Recientemente un ensayo clínico de fase I/II examinó la eficacia y seguridad del transplante de células mononucleares derivadas de sangre de cordón umbilical en niños con autismo El transplante de células fue bien tolerado por los niños. Se determinó que fue eficaz y los cambios fueron evaluados entre los 6 meses hasta 1 año luego del tratamiento. Los pacientes mostraron una mejora en las respuestas visuales, emocionales e intelectuales, en el manejo de su cuerpo, en la comunicación no verbal y en el nivel de actividad, disminución en el estado de letargia y absitnencia social como asi también una disminución en la conducta estereotipada, (Lv. YT y col.; JTransl.Med 2013).
En el mundo, el número de bancos de sangre de cordón umbilical y los transplantes han avanzado rápidamente en los últimos 25 años, existen registros que indican que más de 30000 pacientes han recibido tratamientos y han mejorado su calidad de vida con éste tipo de terapia celular (Yoder, Mervin C. Wolters Kluwer Health 2014).

Fuente: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/