Centro de atención 0800 888 0363

En la ecografía semana 12 se determinará la posición en el útero de tu bebé, permitirá escuchar los latidos cardíacos y el ecógrafo podrá medir al feto para precisar si su crecimiento es acorde a la edad gestacional calculada. Pero, podría decirse que la parte que más preocupa a futuros papás de esta exploración, es porque en ella también se pueden detectar la mayoría de las malformaciones.

En esta semana, junto a la eco, está programado que se realice una prueba importante que arrojará datos muy relevantes sobre el desarrollo de tu bebé: Triple Screening, el proceso de este test combinado consiste en una extracción de sangre materna y la realización de la ecografía.

¿Qué se busca con la prueba del Triple Screening (o cribado de cromosomopatías)?

Este test consiste en una estimación matemática que calcula el riesgo que tiene tu futuro hijo de padecer alteraciones cromosómicas, como por ejemplo la trisomía 21 (Síndrome de Down) y la trisomía 18 (Síndrome de Edwards).

A la hora de realizarlo se tendrán en cuenta tres datos:

  • La edad de la madre (la estadística dice que el riesgo incrementa con la edad de la madre).
  • Los niveles de dos proteínas fabricadas por la placenta (beta-hCG libre y PAPP-A).
  • Los datos obtenidos en la ecografía de la semana 12 sobre la anatomía fetal (tamaño del bebé, translucencia nucal, etc).

Es importante que no olvides que no es una prueba concluyente, es decir, no es un diagnóstico, sino que mide un índice de riesgo. En caso de riesgo alto tu médico te podrá recomendar realizar otros exámenes más precisos, como test de ADN fetal en sangre materna, o bien una amniocentesis o una biopsia corial, ambas técnicas invasivas, empleadas para descartar o confirmar el riesgo.

¿Cómo es tu bebé en la semana 12?

Tu bebé en la semana 12, es un embrión que mide entre 45 y 84 milímetros. Tiene el tamaño suficiente para apreciar bien su desarrollo y poder detectar posibles anomalías.

A partir de la semana 11 se pueden distinguir con claridad la cabecita, el tórax, el abdomen y las extremidades. Al embrión lo rodea una cantidad abundante de líquido amniótico, y no para de moverse, dar pataditas y agitar brazos y cabeza.

Fuente: www.mimuselina.com

Chicos y juguetes son vocablos inseparables. Acompañan al niño a lo largo de la infancia y cumplen una importante función en el desarrollo infantil. Son el soporte material del juego y sirven de disparador para armar historias, elaborar conflictos, disfrutar, entretenerse y afianzar logros y aprendizajes. Y no solo eso: también son el vehículo por medio del cual los chicos logran expresar sus emociones (incluidas las agresivas), así como una excelente herramienta de aprendizaje, porque permiten aprender jugando y sin darse cuenta (mediante los juguetes, el pequeño puede aprender los colores, los tamaños, las formas, los números y muchas cosas más). Por ese motivo, hay que tener en cuenta algunas cosas a la hora de comprar los juguetes.

No es cuestión de adquirir cualquier juguete porque está de moda, porque tiene una intensa campaña publicitaria, o porque es vistoso o caro. La elección va mucho más allá, ya que no se trata de un mero elemento para entretener sino de un instrumento para estimular distintas capacidades y destrezas.

Por esto, a la hora de comprar los juguetes, hay que tener la edad del niño, sus habilidades e intereses, el presupuesto disponible y la orientación de los papás, más allá de lo que la criatura pida o vea por la tele. Sumado a ello, la elección debe contemplar otro aspecto no menor que es la seguridad, lo que implica excluir de la lista juguetes que aunque luzcan atractivos pueden resultar peligrosos.

Qué juguetes conviene evitar:

Al momento de elegir y comprar juguetes, ten en cuenta que es mejor dejar de lado:

  • Los juguetes que no sean acordes a la edad del niño. Si fueron pensados para los más pequeños, le resultarán muy sencillos y por lo tanto pueden aburrirlo rápidamente. Por el contrario, si están destinados a chicos más grandes, sentirá que no logra usarlos adecuadamente y eso puede frustrarlo.
  • Los que hacen demasiado ruido o son muy luminosos, o que lo estimulen de manera excesiva: pueden excitarlo o irritarlo.
  • Los libros que transmitan valores con los que la familia no está de acuerdo.
  • Las armas de juguete (revólveres, ametralladoras, granadas), porque fomentan conductas violentas.
  • Los videojuegos en los que el objetivo sea matar: no solo incitan a la violencia y a la agresividad sino que resultan demasiado excitantes.


Juguetes que pueden resultar peligrosos para los más chiquitos

  • Los fabricados con PVC: pueden resultar tóxicos.
  • Los de metal pintado: la pintura puede contener una elevada concentración de plomo.
  • Peluches que no sean lavables.
  • Aquellos con bordes filosos o puntas, con los que el nene pueda lastimarse.
  • Los que tienen cuerdas o hilos largos, porque podría pasarlos alrededor de su cuello con el consiguiente peligro de estrangulamiento.
  • Aquellos que contengan partes muy pequeñas: podría tragar alguna pieza y ahogarse, o bien introducírsela en la nariz o en los oídos.
  • Muñecos blandos o peluches cuyos ojos y narices puedan desprenderse con facilidad.
  • Juguetes de propulsión o con proyectiles que se disparen al aire (dardos, flechas u otras partes que se desprendan): pueden causar lesiones, especialmente en los ojos.
  • Los comprados en el mercado informal, aunque sean más económicos: pueden estar fabricados con materiales no permitidos o con estándares de calidad muy bajos, y no resultar seguros.


Algunos consejitos

  • Antes de comprar un juguete, leé bien la etiqueta con las recomendaciones del fabricante en cuanto a la edad y a la forma de uso.
  • Vigilá siempre a tu hijo mientras juega.
  • Asegurate de que los juguetes estén siempre limpios.
  • Enseñale a guardarlos cuando termina de jugar.
  • Revisá los juguetes periódicamente para comprobar que no estén rotos.
  • Desechá los juguetes rotos.


Fuente: www.ahoramama.com.ar

El embarazo trae consigo muchos cambios, tanto físicos como emocionales. Para saber cómo sobrellevarlos, es aconsejable informarse y tomar las medidas necesarias para cuidar adecuadamente tanto la salud de la madre como la del niño.

La llegada de un hijo viene acompañada de muchos interrogantes. Pensando en esto, se presentan una lista de consejos útiles para ayudar a madres y padres a aclarar dudas sobre algunos cuidados en el embarazo:

Primer trimestre

En esta etapa, el feto crece rápidamente y, para el final del primer trimestre, está totalmente formado. Que estos meses sean saludables es decisivo para su desarrollo normal. Puede llegar a medir entre 7 y 8 cm. y a pesar de 23 a 25 gramos.

Segundo trimestre

El feto está completo y diferenciado, y aunque el sistema nervioso sigue siendo relativamente inmaduro, su base se desarrolla desde las 16 a 18 semanas. En esta etapa, sus movimientos se hacen tan evidentes que la madre puede percibirlos. Aquí, se puede saber cuál es su sexo, a través de una ecografía.

Tercer trimestre

En este periodo finaliza el crecimiento y maduración de los órganos. La semana 35 es muy importante, pues se alcanza la maduración pulmonar y el desarrollo final de las conexiones cerebrales. Además, el feto gana la mitad de su peso total durante el último trimestre. A partir de las 37 semanas, ya es considerado de término y solo falta esperar que nazca.

Alimentación

Durante los primeros tres meses de embarazo, la calidad de los alimentos ingeridos por la madre es más importante que la cantidad. No es necesaria una ingestión de calorías superior a la habitual, siempre que la alimentación sea equilibrada y variada. Se aconseja comer cuatro comidas y dos colaciones por día, de manera de hacer intervalos regulares (no estar más de tres horas sin comer), y en pequeña cantidad. El alza de peso recomendado va a depender del estado nutricional de cada mujer, sin embargo, una embarazada de peso normal no debe aumentar más de 1 a 1,5 kg por mes.

Ejercicio

El ejercicio físico durante el embarazo puede ser altamente beneficioso para la gran mayoría de las embarazadas, sin embargo, siempre se debe consultar con el ginecólogo. Si existe alguna condición de salud particular, el médico podría limitar la rutina de ejercicios, anularla totalmente o -en caso de diabetes gestacional- incluso aconsejar que sea más activa.

Voleibol, tenis, basquetbol, patinaje, esquí, equitación, deportes de contacto son algunos de los ejercicios no recomendados durante este periodo. En cambio, son ideales en esta etapa actividades como caminatas, natación, yoga, pilates, bicicleta estática, por su bajo impacto y mayor seguridad.

Relaciones sexuales

En cuanto a la sexualidad durante el embarazo, a pesar de que la libido suele disminuir en el primer trimestre (debido a alteraciones hormonales, náuseas o cansancio), esta aumenta en el segundo trimestre y puede volver a bajar en el tercero. Las relaciones sexuales son seguras siempre y cuando no haya algún problema de salud que obligue a restringirlas.

Fuente: clinicaalemana.cl

Según datos provinciales, Mateo y Emma son los nombres más utilizados en lo que va del 2022.

El Registro Civil de la Provincia de Córdoba publicó dos listas sobre los nombres más populares en recién nacidos en 2022.

Más del 21% de los nacidos en 2022 poseen alguno de los siguientes nombres:

Mujeres:
1) Emma
2) Olivia
3) Catalina
4) Emilia
5) Isabella
6) Alma
7) Ambar
8) Martina
9) María
10) Emily

Varones:
1) Mateo
2) Felipe
3) Bautista
4) Bruno
5) Benicio
6) Noah
7) Lorenzo
8) Benjamín
9) Valentino
10) Juan

Menos nacimientos:

Según las estadísticas del Registro Civil, en la provincia de Córdoba en los últimos tres años ha disminuido el número de nacimientos al tiempo que aumentó en promedio la cantidad de matrimonios, divorcios y cambios de género.

En la primera mitad de año, se registraron 3.541 nacimientos en promedio por mes (21.244 en lo que va del año). Esa cifra es inferior a la de los tres años anteriores. En 2019 hubo 4.160 inscripciones; 3.853 en 2020 y 3.666 en 2021 lo que señala un pequeño, pero sostenido descenso de nacimientos.

Fuente: cba24n.com.ar

Durante el embarazo es importante prestar más atención al cuidado de dientes y encías, ya que la flora bacteriana se modifica por la acción de las hormonas del embarazo, aumentando el riesgo de problemas bucodentales. Entre los más habituales en esta etapa están las encías inflamadas, la gingivitis , las caries y el aumento de la sensibilidad dental.

¿Por qué aumenta la sensibilidad dental en el embarazo?
La sensibilidad dental se caracteriza por una respuesta dolorosa de la dentina (la capa de marfil que cubre la parte interna del diente) ante ciertos estímulos normales, térmicos, químicos o táctiles. Es una sensación molesta y desagradable que a menudo se describe como un escalofrío que recorre al diente.

La sensibilidad dental es un problema que afecta a un buen porcentaje de la población, y que puede incrementarse en el embarazo debido principalmente al aumento del volumen sanguíneo, el efecto de las hormonas y a la acción de los ácidos en la boca (la composición de la saliva cambia en el embarazo, volviéndose más ácida) que erosionan el esmalte.

La enfermedad de las encías es otra de las causas más comunes de hipersensibilidad dental. Esta dolencia, que conlleva inflamación y sangrado de las encías, también puede hacer que los dientes estén más sensibles.

Otras causas de aumento de sensibilidad dental serían el desgaste del esmalte por un cepillado excesivo o inadecuado, las caries, la retracción gingival o los dientes agrietados o dañados (por ejemplo, como consecuencia del bruxismo).

¿Qué hacer si me noto los dientes más sensibles?
Según la Asociación Americana de Embarazo (APA) la sensibilidad dental y en las encías desaparece en la mayoría de los casos después del embarazo.

Pero mientras, es importante llevar unos hábitos de higiene adecuados, no solo para contrarrestar las molestias, sino porque una mala salud bucodental podría afectar al desarrollo del embarazo:

Cepíllate los dientes correctamente y después de cada comida

El correcto cepillado es primordial para una boca sana y una higiene bucal completa. Hazlo después de cada comida, limpiando alrededor de los dientes de forma suave (sin apretar). Utiliza también el hilo dental para limpiar aquellas zonas donde el cepillo no puede llegar, y un enjuague bucal.

Elige un cepillo de cerdas suaves
Para no desgastar ni dañar el esmalte de los dientes, utiliza un cepillo de cerdas suaves, que te permita la limpieza de los dientes de forma delicada y sin irritar las encías.

Cuida tu alimentación

Durante el embarazo es fundamental cuidar la alimentación e incorporar alimentos que son grandes aliados de la salud bucodental.

Así, por ejemplo, la leche y derivados lácteos, el brócoli, las acelgas o las almendras, entre otros alimentos, son una excelente fuente de calcio y las proteínas procedentes de carnes, pescados y legumbres ayudan en la defensa contra las infecciones.

Consulta al odontólogo:

Si los síntomas de hipersensibilidad continúan o se agravan debes consultar de inmediato con tu dentista. Ignorar el problema podría acarrear consecuencias que perjudiquen tu salud bucodental e incluso afectar a tu embarazo.

Si estás siguiendo un tratamiento de ortodoncia compatible con tu embarazo es importante extremar las medidas de higiene y cuidado de tu boca, y consultar con el odontólogo cualquier cambio o molestia que experimentes.

Fuente: bebesymas.com

Sabíamos que los bebés son capaces de diferenciar voces y sonidos desde el útero materno, y que al poco tiempo de su nacimiento ya pueden recordar algunas palabras. La capacidad que tiene el bebé para el aprendizaje del lenguaje es realmente compleja.

Un reciente estudio publicado en Nature Human Behavior ha desvelado un detalle curioso: los bebés empiezan a aprender los sonidos del leguaje a las pocas horas de nacer.

El estudio fue realizado en China por un equipo de investigación neonatal. Participaron 75 recién nacidos sanos y a término, a los que se les colocó en la cabeza unos gorritos con dispositivos diseñados para medir cambios en los niveles de oxígeno del cerebro y así detectar las áreas activas en cada momento.

Este procedimiento (seguro e indoloro para el bebé) se realizó dentro de las tres horas posteriores al nacimiento y tenía como objetivo identificar cómo los bebés procesan el lenguaje.

Los recién nacidos fueron expuestos a pares de sonidos que incluían cadenas de vocales naturales reproducidas en su idioma nativo (chino mandarín) -también comunes a la mayoría de los idiomas humanos -y a las mismas secuencias pero invertidas, es decir, reproducidas al revés.

Aunque en las tres primeras horas los bebés no diferenciaron la sutil diferencia entre las vocales reproducidas hacia adelante y hacia atrás, tras escuchar estos sonidos durante cinco horas sus cerebros comenzaron a mostrar respuesta.

Esta respuesta era más rápida y fuerte cuando las vocales se reproducían hacia adelante, lo que sugiere que a las pocas horas de nacer, el cerebro del bebé ya es capaz de diferenciar entre los sonidos naturales del habla y los poco naturales.

Además, los científicos pudieron comprobar que las regiones cerebrales del lóbulo temporal superior (una parte del cerebro asociada con el procesamiento auditivo) y de la corteza frontal (involucrada en la planificación de movimientos complejos) estaban involucradas en el procesamiento de los sonidos de las vocales. Estas áreas también se activan en los adultos para el procesamiento y producción del lenguaje.

Los beneficios de hablar al recién nacido:

Estos hallazgos refuerzan aún más las recomendaciones de hablar al bebé nada más nacer, pues hacerlo tiene importantes beneficios para su desarrollo neuronal y la adquisición del lenguaje.

Estos beneficios se observan especialmente en el caso de los bebés prematuros, pues hablarles no solo les ayuda en la adquisición de sus habilidades motoras y en su desarrollo mental y del lenguaje, sino que también disminuye su dolor durante la realización de alguna prueba médica.

Fuente: bebesymas.com

La leche materna exclusiva es el mejor alimento que se puede ofrecer a un recién nacido o lactante durante los primeros meses de su vida. Es un alimento completo que aporta todos los nutrientes que necesita para crecer y desarrollarse. Además, tiene efectos positivos demostrados sobre su salud, ya que reduce la incidencia y/o gravedad de múltiples infecciones (gastroenteritis, infecciones de vías respiratorias, otitis, bacteriemias, meningitis e infecciones urinarias, entre otras) y protege contra otras enfermedades inmunológicas y alérgicas.

La lactancia materna también actúa de manera beneficiosa sobre el organismo de la madre, ya que disminuye el riesgo de hemorragia posparto, favorece la contracción uterina y reduce el riesgo de cáncer de mama y de ovario premenopáusico. Toda madre está capacitada para dar el pecho a su hijo/a. Aunque los primeros días pueden ser difíciles tanto para la madre como para el niño, con ganas, ilusión, paciencia y buenos consejos se consigue una lactancia satisfactoria en la mayoría de los casos.

Consejos y recomendaciones para iniciar una lactancia materna satisfactoria

Recomendaciones generales:

Hay que iniciar la lactancia lo antes posible, en sala de partos o durante la primera hora de vida: es el momento en que el recién nacido está más despierto, con un reflejo o instinto de succión vigoroso, antes de sumirse en un profundo sueño. Es importante porque favorece el aprendizaje del recién nacido y porque estimula la subida de la leche.
La lactancia exclusiva con leche materna conviene mantenerse hasta el 6º mes: es beneficioso dar el pecho sea cual sea la duración de la lactancia, pero para potenciar al máximo sus efectos es importante alimentar al lactante exclusivamente con leche materna hasta los 6 meses y continuar como mínimo hasta el año de edad. A partir de los 6 meses, deberán también introducirse otros nutrientes.

Consejos prácticos para el inicio de la lactancia

Postura correcta: el niño debe tener la boca abierta unos 180°, los labios evertidos, y debe abarcar toda la areola con la boca. No es recomendable hacer la pinza con los dedos para que salga más leche, ya que en realidad sólo se logra obstruir algunos conductos. Hay que colocar al niño de modo que el pezón le quede al nivel de la nariz o del labio superior. Entonces, se aproxima el niño al pecho (no al revés). La postura convencional es aquella en la que la barriga de la madre y la del niño se tocan.
Frecuencia y duración de las tomas: recomendamos darle de mamar a demanda. Esto significa que debes darle el pecho siempre que lo reclame. Un recién nacido no tiene horario, pero poco a poco irá cogiendo el hábito del tiempo. Para facilitar esta adaptación, es recomendable que el niño pase el mayor tiempo posible con la madre, empezando por la estancia en la clínica. Hay niños muy tranquilos, que duermen profundamente y no piden comer. En estos casos, se recomienda despertarles cada 3-4 horas para ofrecerles el pecho.
En general, la duración de las tomas es variable y viene determinada por la respuesta del recién nacido y no por el reloj. Al principio, puede que necesite más tiempo en cada pecho, y luego tenga suficiente con un periodo más breve. No olvides que cada niño es diferente.

Consejos durante la toma

La concentración de grasa es más alta al final de la toma. Por ello, es importante dejar que el lactante vacíe completamente un pecho antes de darle el otro (algunos niños quedan satisfechos con uno solo), ya que si toma leche más rica en grasas, quedará más saciado y las tomas podrán espaciarse más.
Se recomienda iniciar siempre las tomas empezando por pechos alternos. Si acabaste la toma anterior con el izquierdo, tendrás que empezar la próxima por el derecho, y así sucesivamente. No se recomienda el uso de chupetes, pezoneras y tetinas, por lo menos durante las primeras semanas porque la manera en que se cogen a estos objetos es distinta a la postura correcta de mamar, y puede dificultar su aprendizaje o confundirles.

Fuente: www.dodot.es

Según una investigación la mala alimentación afecta negativamente a la leche materna y a la salud del bebé, incluso antes de que el niño sea concebido.

Se sabe que la comida chatarra, también conocida como rápida o procesada, no es buena para la salud. Este tipo de alimentación, favorece a posibles enfermedades crónicas como el cáncer. La lactancia materna es la mejor forma de alimentar a un bebé. La leche humana está perfectamente diseñada para satisfacer las necesidades nutricionales e inmunológicas protegiendo a los niños y niñas de enfermedades comunes, a corto y a largo plazo.

Asimismo, los beneficios van más allá de los chicos, ya que también se extienden a la madre y a la salud pública, disminuyendo el riesgo de mortalidad infantil. Como en muchas prácticas de salud, la pandemia de coronavirus también impactó en el amamantamiento al provocar un retroceso en la promoción y el apoyo de esta herramienta natural de vital importancia para generar un mundo más saludable.

¿Qué sucede cuando una futura madre consume una dieta rica en azúcar y grasas, como hamburguesas, papas fritas y bebidas gaseosas? Una investigación reciente indica que puede afectar negativamente a la leche materna y a la salud del bebé, incluso antes de que el niño sea concebido. El nuevo estudio que utiliza ratones de laboratorio ha descubierto que incluso el consumo relativamente corto plazo de una dieta de comida rápida afecta a la salud de las mujeres, reduciendo su capacidad para producir leche materna nutricional después de dar a luz. Esto puede afectar al bienestar del recién nacido, así como aumentar el riesgo de que tanto la madre como el niño desarrollen afecciones potencialmente mortales como enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares y diabetes en etapas posteriores de la vida.

Además, se conoce que una dieta alta en grasas y azúcar contribuye al aumento del índice de masa corporal (IMC) y obesidad no solo en los países desarrollados, sino también en los países en desarrollo en urbanización. Como resultado, poco más de la mitad de las mujeres (52,7%) en muchas poblaciones de todo el mundo tienen sobrepeso o son obesas cuando conciben, lo que provoca problemas tanto para lograr como para mantener un embarazo saludable.

El profesor Sferruzzi-Perri dijo que es importante que las mujeres sean educadas sobre cómo llevar una dieta saludable y equilibrada antes de intentar quedar embarazadas, así como durante el embarazo y después. También le gustaría ver más apoyo para el embarazo adaptado a las madres individuales, incluso si se ven exteriormente saludables. “Se trata de tener una dieta de buena calidad para que la madre tenga leche de buena calidad para que el bebé pueda prosperar”, dijo.

La importancia de los primeros 1000 días

La licenciada Nadia Hrycyk (MN 5430 Nutricionista- UBA), en una nota para Infobae, sostuvo que cada vez mas estudios científicos demuestran que una nutrición adecuada en las primeras etapas de la vida influye en el crecimiento, el desarrollo y en la prevención de enfermedades que puedan desarrollarse en la edad adulta. “Por este motivo se habla de los primeros mil días, que van desde el comienzo del embarazo hasta que el bebe cumple los 2 años de vida, donde influye no solo la genética sino también el ambiente y los hábitos donde se desarrolla ese niño”.

“La calidad de la alimentación de la madre y sus hábitos son fundamentales porque también esta demostrado que la ingesta de alimentos procesados, comidas rápidas, jugos y gaseosas con exceso de grasas y azúcares, durante el embarazo y la lactancia, puede dañar la placenta en el periodo embrionario y aumentar el riesgo de la madre, del bebe o de un niño que recibe cantidades elevadas de azúcar y grasas, de desarrollar enfermedades metabólicas como diabetes, sobrepeso u otras».

“Los primeros mil días es el período mas importante y con mayor oportunidad para incorporar buenos hábitos en la mujer embarazada, como también durante la lactancia y para promover el desarrollo de todas las potencialidades del niño porque es una etapa de mayor plasticidad, se forman órganos y tejidos, y se presenta el mayor desarrollo del potencial físico e intelectual”, sumó Nadia Hrycyk.

Durante el embarazo y la lactancia, “se recomienda que la madre tenga una alimentación saludable basada en proteínas como carnes, huevos, legumbres, frutos secos, rica en calcio y en fibra con la mayor variedad de frutas y verduras”, cuanto mas variada sea la alimentación de la madre, mas sabores va a percibir el bebe en la leche materna porque “esta demostrado que los diferentes alimentos pueden cambiar el sabor de la leche y esto acostumbra al bebe a nuevos sabores y es menos probable que rechace alimentos nuevos cuando comienza la alimentación complementaria a partir de los 6 meses de edad”, expresó.

“Es importante destacar que el sistema inmunológico del bebe tiene que ser capaz de combatir infecciones y muchas otras enfermedades, y las responsables de entrenar ese sistema inmune son las baterías del intestino, antes llamado flora intestinal y ahora bien llamado microbiota, y son todos los microorganismos que maduran con el bebe, por eso es importante durante el embarazo y la lactancia evitar los productos procesados con exceso de azúcares y grasas para que la mama tenga la mejor microbiota posible porque las bacterias del intestino materno pasaran al intestino del bebe y también pasaran las mejores baterías de la mama a través de la leche materna lo que representa una buena salud para el bebe a largo plazo”, cerró Hrycyk.

Si bien son múltiples los nutrientes que forman parte de un plan alimentario equilibrado, la incorporación del calcio es clave durante el embarazo y el periodo de lactancia porque el bebé en desarrollo necesita del calcio para formar huesos y dientes, así como también para el desarrollo de su corazón, nervios y músculos.

Fuente: infobae.com

“Los espacios de trabajo deben adecuarse y contribuir a que mamás y bebés puedan continuar su lactancia” afirma Julia Mattoni, gerente general del Banco de células madre Protectia.

Ya se encuentra disponible este espacio diseñado especialmente para que las mamás tengan un ambiente cómodo, tranquilo, y con privacidad, si así lo desean. Allí podrán amamantar a sus bebés o extraer su leche y conservarla en condiciones sanitarias adecuadas.

“Desde hace un tiempo venimos dándole forma a este proyecto, consultando y escuchando a embarazadas, y mamás recientes, sobre sus necesidades y deseos.

Nuestro compromiso siempre se trata de acompañar la maternidad. Y entendemos que la lactancia es un momento fundamental que debemos favorecer”.

Este año, el lema de la Semana Mundial de la Lactancia-que se celebra en agosto- es “Impulsemos la Lactancia Materna: apoyando y educando”.

Es un concepto que busca visibilizar que la lactancia no es un acto que implique sólo a la mamá, sino que involucra a la familia y también a los espacios de trabajo y la sociedad en general.

“Los espacios de trabajo deben adecuarse y contribuir a que mamás y bebés puedan continuar su lactancia. Por eso, diseñamos esta sala que ya está disponible para las mamás y futuras mamás de nuestro equipo y para todas las familias que asisten a nuestras oficinas a diario”.

“Esto es parte de la responsabilidad social que tenemos las organizaciones. Debemos acompañar a nuestras colaboradoras, y poner a disposición herramientas que faciliten su maternidad, ya sean cursos o talleres para la preparación, o salas de lactancia en las propias instalaciones. Las empresas podemos aportar al cambio y propiciar un ambiente que apoye la maternidad”.

Fuente: infonegocios.info/las-marcas-dicen/protectia-inaugura-su-sala-de-lactancia-materna

Incrementar las tasas de lactancia materna exclusiva podría salvar la vida de 820.000 niños cada año y generar 302.000 millones de dólares en ingresos al mundo, recordaron los líderes de el Fondo de la ONU para la Infancia y la Organización Mundial de la Salud este sábado.

En la Semana Mundial de la Lactancia Materna, Henrietta Fore y Tedros Adhanom Gebreyesus hicieron un llamado a los gobiernos para que protejan y promuevan el acceso de las mujeres a asesoramiento cualificado sobre lactancia materna, un elemento crucial del apoyo al amamantamiento.

La lactancia materna ofrece a todos los niños el mejor comienzo posible en la vida, ya que aporta beneficios de salud, así como nutricionales y emocionales tanto a los niños como a las madres. Además, forma parte de un sistema alimentario sostenible.

Sin embargo, pese a que la lactancia materna es un proceso natural, no siempre es fácil por lo que las madres necesitan apoyo tanto para iniciar la lactancia como para mantenerla.

Los líderes de UNICEF y la OMS explicaron que los servicios de asesoramiento cualificado pueden velar por que las madres y las familias reciban ese apoyo, además de la información, los consejos y la confianza que necesitan para alimentar a sus bebés de forma óptima.

“El asesoramiento sobre lactancia materna puede ayudar a las madres a sentirse más seguras, sin dejar de respetar sus circunstancias y decisiones personales. Puede empoderar a las mujeres para superar dificultades y evitar prácticas alimentarias y de atención que puedan perturbar un amamantamiento óptimo, como ofrecer a los lactantes y los niños pequeños líquidos, alimentos y otros productos de leche materna innecesarios”, afirmaron las agencias.

Esta ayuda puede proceder de diversas fuentes (profesionales de la salud, asesores en lactancia y grupos de apoyo entre personas en situación similar) y realizarse en entornos muy diferentes (centros de salud o clínicas, visitas domiciliarias o programas comunitarios, en persona o de forma remota).

Durante la pandemia de COVID-19, agregaron, es incluso más importante encontrar soluciones innovadoras para garantizar el acceso ininterrumpido a esos servicios esenciales y que las familias puedan recibir el asesoramiento necesario sobre la lactancia materna.

Recomendaciones de UNICEF y la OMS a los gobiernos:

INVERTIR con el fin de que todas las mujeres puedan acceder a asesoramiento cualificado sobre lactancia materna.
FORMAR a los profesionales de la salud, en particular al personal de partería y enfermería, para que ofrezcan a las madres y las familias asesoramiento cualificado sobre lactancia materna.
GARANTIZAR que el asesoramiento se ofrece como parte de servicios habituales de atención de salud y nutrición que sean de fácil acceso.
ASOCIARSE y colaborar con asociaciones de la sociedad civil y de profesionales de la salud para establecer sistemas de colaboración sólidos que permitan ofrecer asesoramiento adecuado.
PROTEGER a los profesionales de la salud de la influencia de la industria de los alimentos para lactantes.
“Juntos, mediante compromiso, acción concertada y colaboración, podemos velar por que todas las madres tengan acceso a asesoramiento cualificado sobre lactancia materna y empoderarlas para que ofrezcan a sus hijos el mejor comienzo posible en la vida”, concluyeron los funcionarios de la ONU.

Fuente: news.un.org