Centro de atención 0800 888 0363

unidad científica


Protectia se convierte en el primer banco en Argentina
en involucrarse en las investigaciones , creando su propia unidad
de investigación científica.

Unidad Científica

PROTECTIA | 23 noviembre, 2017

El lupus eritematoso sistémico (LES) es una enfermedad autoinmune y potencialmente mortal caracterizada por auto-anticuerpos que reaccionan contra nuestro propio organismo a nivel renal, cardiovascular, nervioso, musculo-esquelético, piel, entre otros. Aunque la gravedad de la enfermedad y la afectación de los órganos varía significativamente entre los distintos pacientes, las anormalidades descriptas en los linfocitos T y B son universales. Además de terapias inmunosupresoras convencionales, como la ciclofosfamida, el micofenolato mofetil, los anticuerpos monoclonales como el rituximab, o los corticoides; se han estudiado ampliamente a las células madre mesenquimales (MSCs), como una fuente alternativa por su capacidad para diferenciarse en múltiples linajes celulares, como el hueso, la grasa, cartílago, células miocárdicas, del hígado o del sistema nervioso. Se han encontrado MSCs que poseen efectos inmuno-moduladores en diversas células, tales como células T, células B, células NK y células dendríticas. Por otro lado, son capaces de escapar del reconocimiento inmunológico propio del organismo debido a su baja inmunogenicidad, lo que las hace candidatas para la prevención del rechazo del trasplante y en el tratamiento de las enfermedades autoinmunes.

RESULTADOS DE ESTUDIOS CIENTÍFICOS

Un estudio clínico multicentrico, publicado en la revista Arthritis Research & Therapy, en el año 2014, evaluó el tratamiento del LES refractario al tratamiento convencional y de la nefritis lúpica (NL), complicación frecuente y grave de la enfermedad, mediante el trasplante intravenoso de MSCs de cordón umbilical (UC). Se incluyeron 40 pacientes entre Diciembre de 2009 y Agosto de 2011, con edades comprendidas entre 17 a 54 años. El 95% de los pacientes tenía NL. Las células madre mesenquimales de sangre de cordón umbilical se obtuvieron de madres sanas y luego de partos normales. El 32,5% alcanzo una respuesta clínica óptima, el 27,5% una respuesta clínica parcial, el 40% no tuvo respuesta clínica. Tres (el 12,5%) y cuatro (16,7%) pacientes, respectivamente, tuvieron recaída de la enfermedad a los 9 meses y 12 meses de seguimiento.

En resumen se concluyó que la actividad de la enfermedad disminuyó significativamente, al igual que los parámetros de laboratorio analizado tales como la albúmina, el complemento, los anticuerpos anti ADN junto con los anticuerpos antinucleares. En cuanto a la NL mejoró significativamente, disminuyeron los niveles de proteínas en orina y mejoro la función renal tanto al inicio como durante el seguimiento. Los pacientes que tenían afectación cutánea también mejoraron clínicamente. Sin embargo, el papel de las MSCs in vivo no es permanente. En el presente estudio, el 12,5% y el 16,7% de los pacientes tuvieron recaídas de la enfermedad a las 9 y 12 meses de seguimiento, respectivamente, por lo que los autores sugieren repetir las infusiones de MSCs después de 6 meses.

Las MSCs se pueden aislar de muchos tejidos, incluyendo la médula ósea, cordón umbilical, placenta o tejido adiposo. Las derivadas de médula ósea, tanto autólogas y alogénicas, son ampliamente utilizados en aplicaciones clínicas. Sin embargo, un número creciente de estudios recientes han demostrado que son difíciles de obtener y se contaminan con facilidad. Por otra parte, son funcionalmente anormales en algunos trastornos como el LES, la artritis reumatoidea y la esclerosis múltiple, lo que puede limitar su aplicación clínica. Las MSCs de cordón umbilical tienen muchas ventajas, incluyendo un acceso fácil y menos posibilidad de contaminación, además tienen una mayor tasa de expresión de genes relacionados con la adhesión celular, la morfogénesis, la angiogénesis y la neurogénesis, lo que indica que las células madre mesenquimales se sangre de cordón umbilical se pueden utilizar como una terapia celular óptima.

FUENTE: Publicado en Arthritis Res Ther. Mar 25, 2014. Autores: Wang D, Sun L.
PROTECTIA | 23 noviembre, 2017

Un estudio realizado entre marzo de 2013 y que finalizará en marzo del 2016, a cargo del Hospital Sirio-Libanés de Sao Pablo, Brasil, en asociación con el Hospital Infantil Universitario Niño Jesús de Madrid, España; intenta la reconstrucción del defecto óseo presente en pacientes con labio leporino y paladar hendido gracias a la sinergia entre células madre mesenquimales y biomateriales de colágeno e hidroxiapatita.

Se seleccionaron 5 niños con esta afección, inicialmente se realizó la alineación de los arcos dentales mediante ortodoncia, posteriormente se procedió a la colocación del injerto, es decir de las células madre mesenquimales extraídas de la pulpa de sus propios dientes temporales más el biomaterial de colágeno e hidroaxiapatita. Luego el prendimiento del injerto se evaluó mediante tomografías computadas comparándolas con las que se extrajeron antes de comenzar el estudio/tratamiento. Los resultados detectaron que el cierre definitivo del defecto óseo se dio en el 89% de los casos a los 6 meses de realizado el tratamiento. Todavía se espera la erupción dental canina en el hueso nuevo.

Es sabido que la reconstrucción del esqueleto cráneo-facial entre 2 y 10 años de edad, sigue siendo un reto importante para la cirugía plástica reconstructiva. Por ende para estos pacientes, el grupo de ingeniería de tejido óseo utilizando células madre mesenquimales autólogas asociadas con biomaterial dio lugar a la cicatrización ósea satisfactoria, lo cual genera y promete potenciales soluciones a más de una afección y no solamente el labio leporino.

FUENTE: clinicaltrials.gov, id: NCT01932164, marzo 2015.

EL ROL DEL OBSTETRA EN LA GUARDA DE CÉLULAS MADRE

En la actualidad, los tratamientos con células madre ofrecen una alternativa terapéutica importante para el tratamiento de enfermedades oncológicas, hematológica, autoinmunes y hasta enfermedades neurológicas.
El rol del obstetra es clave, sobre todo a la hora de recomendar la guarda de las células madre de la sangre y cordón umbilical en vez de desecharlas. Así lo detallan los papás de Francesca, una bebé santafecina que recibió recientemente un tratamiento con células madre de su propio cordón para tratar el paladar hendido. ‘Con mi esposa necesitamos un tratamiento de fertilización in vitro para poder ser papás. Cerca de los 4 meses de gestación, nos enteramos de que Francesca tenía labio leporino bilateral con fisura de paladar completo. Fue en ese momento que nuestro obstetra, el Dr. Sebastián Neuspiller, nos recomendó guardar las células madre de cordón para un posible tratamiento’, explicaron Andrés y Valeria, papás de la niña.
El Dr. Guillermo Trigo, especialista argentino que realizó en 2009 la primera operación mundial de labio leporino con células madre, fue el encargado de realizar la intervención. Los padres de la niña profundizaron acerca del procedimiento y se les explicó los alcances del tratamiento autológico: en el punto más bajo era inocuo -por lo que no perjudicaba la salud de Francesca- y en el más alto podían esperar una amplia regeneración ósea, pudiendo evitar alguna de las tantas operaciones que tendrá que realizarse la nena en el transcurso de su vida. ‘Organizamos todo para que el día del parto se pudieran recolectar las células. Antes del año de vida ya estábamos encaminados para avanzar con la primera intervención, en la que se aplicaron células madre en el paladar blando y duro. El tratamiento autológico está en curso y tenemos una excelente perspectiva de la cicatrización, tanto a nivel salud como estético’, mencionaron los papás de Francesca.

FUNTE: OCTUBRE 2015 CAMARA ABC CORDON

 

PROTECTIA | 23 noviembre, 2017

AGOSTO 2012

La empresa Pluristem anunció que su terapia con células madre de placenta expandida (PLX), salvó la vida de una mujer Israeli de 54años que sufría de insuficiencia terminal de médula ósea. Este fue el segundo tratamiento exitoso de un paciente con insuficiencia de médula ósea en tres meses, bajo protocolos de uso compasivo. El tratamiento con PLX se aplicó en el Centro Médico Hadassah en Jerusalén.
El paciente, que fue diagnosticado con cáncer de linfoma, no respondió a los trasplantes de médula ósea y quimioterapia. La inyección intramuscular de células PLX mejoró el estado clínico de la mujer y el recuento de sangre, y ella salió de la unidad de aislamiento y posteriormente dado de alta del hospital.
‘Este es un avance real – la mujer estaba en aislamiento debido a la disminución de los glóbulos blancos y alta susceptibilidad a las infecciones y, además, sus glóbulos rojos y las plaquetas fueron bajos, lo que lleva a una situación muy peligrosa y potencialmente mortal’, dijo el profesor Reuven O, Director de Trasplante de Médula Ósea e Inmunología del Cáncer en Hadassah.
‘El resultado de este único caso demuestra que las células PLX podría ser eficaz para su uso en pacientes con cáncer, que reciben un trasplante de médula ósea después de la radiación grave y los tratamientos de quimioterapia, que dañan seriamente la médula ósea’ agregó el director.
El pasado mayo, Pluristem anunció que una niña de siete años de edad, cuya condición se deterioraba rápidamente debido a aplasia de médula ósea, experimentaron una reversión de su situación con un aumento significativo en sus glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas de la sangre tras la inyección intramuscular de células PLX de la empresa. El paciente fue posteriormente dado de alta y regresó a casa.

Fuente: globes.co.il
PROTECTIA | 23 noviembre, 2017

Usar células madre en vez de un tratamiento con anticuerpos inmunosupresores en personas que han sido sometidas a un trasplante de riñón no sólo reduce el rechazo agudo, sino que también disminuye la posibilidad de que aparezcan infecciones y mejora la función del riñón.

La terapia de inducción, habitualmente aplicada en los trasplantes de órganos, consiste en el uso de agentes biológicos cuyo fin es bloquear la respuesta inmune temprana. Sin embargo, estos medicamentos, que son eficaces en la disminución en el riesgo de rechazo agudo, son tóxicos y no evitan el riesgo de infecciones asociadas al trasplante.

Ahora, en el trabajo publicado en The Journal of the American Medical Association (JAMA), el equipo de Tan Jianming, de la Universidad de Xiamen (China), ha demostrado que las células madre mesenquimales logran evitar con éxito el rechazo. Estos datos se suman a los publicados hace una semana por un equipo de la Universidad de Louisville (EE.UU.) y publicado en Science Translational Medicine en el que se demostraba que el tratamiento con células madre de médula espinal modificadas podría ayudar a los pacientes que ha sufrido un trasplante de riñón a deshacerse de fármacos inmunosupresores y, de esta manera, mejorar considerablemente su calidad de vida. Este trabajo mostraba que es posible reducir o eliminar los fármacos inmunosupresores tóxicos -hasta 15-25 pastillas al día- que necesitan la mayoría de los pacientes que han recibido un injerto renal durante el resto de sus vidas para prevenir el rechazo.

En este nuevo trabajo se ha examinado el efecto de la infusión autóloga (derivada de la misma persona) de células madre mesenquimales, como alternativa a la terapia de inducción, en adultos sometidos a trasplantes de riñón. El estudio aleatorizado incluyó a 159 pacientes, que fueron tratados con células madre mesenquimales autólogas derivadas de la médula, durante la reperfusión del riñón y a las dos semanas después. De todo ellos, 53 recibieron una dosis estándar de inhibidores de la calcineurina, 52 dosis bajas de inhibidores de la calcineurina, y 51, grupo control, terapia de inducción de anticuerpos, más una dosis estándar de inhibidores de la calcineurina.

Supervivencia

Los resultados mostraron que la supervivencia de los pacientes, a los 13 y a los 30 meses, fue similar en todos los grupos. Los investigadores observaron que, después de 6 meses, 4 de los 53 pacientes (un 7,5 por ciento) en el grupo de las células madre mesenquimales autólogas, más una dosis estándar de inhibidores de la calcineurina; y 4 de los 52 pacientes (un 7,7 por ciento) en el grupo que recibió una dosis más baja de inhibidores de la calcineurina, en comparación con 11 de los 51 controles (un 21,6 por ciento), habían desarrollado rechazo agudo.

Los autores también vieron que, durante el primer año de seguimiento, el análisis combinado de los grupos, tratados con células madre mesenquimales, reveló una disminución significativa del riesgo de infecciones oportunistas, en comparación con el grupo control.

Según sus conclusiones, «las células madre mesenquimales autólogas podrían remplazar a la terapia de inducción en los tratamientos del trasplante de riñón; ya que los beneficiarios de éstas células madres, en el estudio, mostraron una menor frecuencia de rechazo agudo en los primeros 6 meses, que el grupo.

PROTECTIA | 23 noviembre, 2017

El hospital universitario Reina Sofía lidera en España un ensayo clínico, pionero en el mundo, que mediante el uso de células madre, ha permitido evitar la posible amputación a 60 diabéticos que no tenían ninguna alternativa de tratamiento. Estos pacientes presentaban graves problemas de circulación en las extremidades inferiores provocados por la diabetes. ‘Mediante la infusión de células madre se ha logrado fabricar vasos sanguíneos en esa parte del cuerpo y mejorar la calidad de vida de dichos enfermos’, según explicaron el radiólogo vascular intervencionista José García-Revillo y el cirujano cardiovascular Antonio Chacón. Ambos se encuentran al frente de este trabajo, junto a la hematóloga y directora de la Unidad de Terapia Celular, Concepción Herrera, y el radiólogo vascular intervencionista Miguel Canis.

Herrera indicó que ‘la diabetes es una patología ‘extraordinariamente’ prevalente, cuyos casos van en aumento por el auge de la obesidad y el sedentarismo’. Asimismo, añadió que ‘los beneficiarios de este estudio presentaban patología vascular periférica muy severa que no respondía a los tratamientos convencionales’. Por su parte, Antonio Chacón destacó la importancia de este tratamiento, ya que cada año miles de andaluces con diabetes son víctimas de amputaciones, un dato que crecerá, teniendo en cuenta que para 2025 se espera que se duplique la población con esta enfermedad.

PROTECTIA | 23 noviembre, 2017

Cada año, miles de niños nacen con problemas o sufren accidentes que ocasionan daño cerebral con secuelas para el resto de su vida. Actualmente no existe una terapia aprobada para reparar el tejido cerebral dañado, pero diversos casos de éxito e investigaciones internacionales han demostrado que las células madre de la sangre del cordón umbilical tienen la capacidad de transformarse en células de tipo neuronal, lo que representa una esperanza en el tratamiento exitoso de este tipo de padecimientos.

Las investigaciones sobre el uso de células madre para tratar afecciones cerebrales avanzan día a día. Desde hace varios años se han realizado trasplantes de células madre a niños con estos problemas, como el realizado en la Universidad de Bochum (Alemania) en 2009, cuyo paciente padecía una parálisis cerebral derivada de una complicación por un paro cardíaco a 20 meses de haber nacido. Utilizando sus propias células madre, el paciente mostró reacciones motrices favorables después del trasplante.

La doctora Linda L. Kelley, directora científica de Cryo-Cell Internacional, expresó su optimismo de un tratamiento eficaz para la parálisis cerebral, utilizando células madre del cordón umbilical, luego de los primeros resultados de un estudio de fase 2 realizado por el doctor Min Young Kim. Este se convirtió en el primer reporte en demostrar la eficacia del uso de sangre de cordón umbilical como terapia regenerativa en Corea del Sur.

La parálisis cerebral es una discapacidad que se presenta en la primera infancia y afecta a cerca de 10 mil niños por año, dañando la psicomotricidad y funciones cognitivas en los pacientes. Es por ello que universidades y organizaciones médicas en todo el mundo se han dado a la tarea de investigar y atender este problema.

En Estados Unidos también se han revelado resultados positivos basados en terapias con células madre para ayudar, inducir o iniciar la reparación de tejido cerebral dañado. Como en la Universidad de Texas (UTHealth), pionera en este tipo de investigaciones, que han demostrado resultados favorables en su fase I con células madre, en niños con lesión cerebral traumática aguda. Asimismo, está investigando una terapia con células madre autólogas para pacientes con daño cerebral, estudio patrocinado por el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos (NIH por sus siglas en inglés).

Descubrimientos preliminares adicionales en la UTHealth indican que las células madre de la sangre del cordón umbilical también pueden modular la respuesta inmune del cuerpo a una lesión, al interactuar directamente con los órganos y las células del sistema inmunológico que permiten al cuerpo una mejor reparación de sí mismo.

Por su parte, la Universidad de Duke también realiza pruebas clínicas para evaluar la viabilidad de una infusión autóloga de sangre del cordón umbilical en recién nacidos con signos de lesión cerebral causada por hipoxia (falta de oxígeno).

Además, la Universidad de Georgia llevó a cabo la primera prueba clínica aprobada por la FDA (Food, Drug and Administration), para usar sangre de cordón umbilical autóloga en parálisis cerebral. En este protocolo se estudió a 40 niños entre uno y 12 años de edad, Se hicieron dos grupos de manera aleatoria y se les practicaron exámenes neurológicos previos y posteriores a recibir el tratamiento; un grupo recibió sus propias células madre de cordón y el grupo dos, recibió placebo. El estudio fue cegado de tal manera que sus médicos ignoraban quién recibió células y quién placebo, encontrando significativa mejora en la recuperación neurológica en el grupo 1.

‘Esto abre un panorama esperanzador en las enfermedades neurológicas y lo que hasta hace unos años se tenía como dogma de que las únicas células incapaces de regenerarse o multiplicarse son las neuronas, está cayendo como tal. Sin duda estaremos viendo en los años venideros grandes avances en la aplicación de células madre de cordón umbilical. Existe el reto de mejorar las señalizaciones, provocar efecto duradero y disminuir los costos’, comentó la hematóloga pediatra Rosa Margarita Cruz Osorio, responsable médico en Cryo-Cell de México.

La sangre del cordón umbilical es una fuente de células madre, que a su vez representan una alternativa al trasplante de médula ósea y tratamiento para enfermedades de tipo hematológico, algunos tipos de cáncer como leucemia y para algunas patologías genéticas o inmunológicas.

PROTECTIA | 23 noviembre, 2017

Estudios publicados en la Revista ‘Lancet Neurol ‘indican que las células madre mesenquimales pueden promover procesos endógenos de reparación del sistema nervioso central y de remielinización, hechos que mejoran la calidad de vida de los pacientes con esclerosis múltiple.

La esclerosis múltiple es la enfermedad autoinmune que afecta al sistema nervioso central más frecuente en sujetos de entre 20-50 años, y es la principal causa de discapacidad en este grupo. La enfermedad está dada por una activación del sistemainmunológico que atacaría a las vainas de mielina (capa de grasa que actúa como aislante de los nervios e interviene en la comunicación entre neuronas), causando degeneración neuronal progresiva e irreversible.

Más de la mitad de los pacientes con esclerosis múltiple tienen enfermedad progresiva. La ausencia de tratamiento para la forma progresiva, representa una importante necesidad clínica insatisfecha.

Importante estudio publicado por la prestigiosa Revista Lancet Neurol
En un estudio de la Universidad de Edinburgh, Escocia, donde fueron reclutados pacientes con esclerosis múltiple secundaria progresiva con alteraciones visuales, de Anglia Oriental y las regiones del norte de Londres, recibieron infusión intravenosa de células madre mesenquimales . El objetivo principal del estudio fue evaluar la seguridad del tratamiento con células madre. Como objetivo secundario se evaluó los efectos sobre la vía visual. Se demostró que después de la administración intravenosa de células madre mesenquimales los pacientes mejoraron la vía visual, en cuanto a función y estructura (aumento en el área del nervio óptico, reducción del volumen de las lesiones), sin evidencia de efectos adversos significativos. También se evaluó los efectos sobre la discapacidad, a través de la escala expandida del estado de discapacidad (EDSS), la cual mejoro después del tratamiento.

A pesar de los últimos grandes avances en las terapias inmunomoduladoras, no existen tratamientos aprobados para retardar, detener o revertir la acumulación de la discapacidad en la esclerosis múltiple progresiva.

No se sabe el mecanismo exacto por el cual las células madre podrían actuar, sin embargo, los hallazgos del estudio mostraron claros beneficios luego del tratamiento. Adicionalmente, estudios recientes sugieren que las células madre mesenquimales pueden promover procesos endógenos de reparación del sistema nervioso central y de remielinización.

Artículo: Autologous mesenchymal stem cells for the treatment of secondary progressive multiple sclerosis: an open-label phase 2a proof-of-concept study

Autores: Peter Connick, Madhan Kolappan, Charles Crawley, Daniel J Webber, Rickie Patani, Andrew W Michell, Ming-Qing Du, Shi-Lu Luan, Daniel R Altmann, Alan J Thompson, Alastair Compston, Michael A Scott, David H Miller, Siddharthan Chandran

Publicado en: Lancet Neurol 2012; 11: 150–56
PROTECTIA | 23 noviembre, 2017

Hace un año, cuando dejó de funcionar la quimioterapia contra su leucemia, William Ludwig firmó un consentimiento para ser el primer paciente en un experimento innovador en la Universidad de Pensilvania.
El procedimiento consistió en extraerle miles de millones de linfocitos T –un tipo de glóbulos blancos que combate virus y tumores–, y agregarles genes nuevos que programarían a las células para atacar su cáncer. Luego, las células alteradas fueron aplicadas a través de un sistema de goteo en sus venas.
Unas semanas después de realizarle el tratamiento la leucemia había desaparecido. Y hoy un año después, Ludwig ya se encuentra en remisión total.
Los científicos dicen que el tratamiento que ayudó a Ludwig, descrito recientemente en la revista The New England Journal of Medicine and Science Translational Medicine, puede significar un hito en la prolongada lucha por desarrollar efectivas terapias genéticas contra el cáncer.
Y no sólo para pacientes con leucemia: otros cánceres también pueden ser vulnerables a este enfoque novedoso – en el cual se emplea una forma discapacitada del HIV-1, el virus que causa el sida, para transportar genes que combatan al cáncer en las células T del paciente.
En esencia, el equipo usa la terapia genética para lograr algo que los investigadores habían esperado hacer durante décadas: entrenar al propio sistema inmunológico de una persona para acabar con las células cancerosas.
Otros dos pacientes se sometieron al tratamiento experimental. Uno presentó remisión parcial, el otro la tuvo completa. Los tres tenían leucemia linfática crónica y se les habían agotado las opciones de quimioterapia.
Por lo general, la única esperanza de remisión en tales casos es un trasplante de médula espinal, pero estos pacientes no eran candidatos para ello.
El doctor Carl June, quien coordinó la investigación y dirige la medicina traslativa en el Centro Oncológico Abramson de la Universidad de Pensilvania, dijo que los resultados lo sorprendieron incluso a él y a sus colegas, los doctores David L. Porter, Bruce Levine y Michael Kalos.

Fuente: New York Times – Octubre 2011
PROTECTIA | 23 noviembre, 2017

Investigadores del Hospital General de Massachusetts afirman haber extraído células madre de ovarios humanos y generado óvulos a partir de ellas. El avance, si se confirma, ofrecería una nueva fuente de óvulos para tratar la infertilidad, pero los científicos dicen que es todavía muy temprano para saber si el trabajo permitirá tales resultados.
Las mujeres nacen con un conjunto de óvulos que deben durar para toda la vida. La posibilidad de aislar células madre de las cuales cultivar óvulos podría ayudar en los tratamientos de fertilidad, y también permitiría entender cómo los fármacos y la nutrición los afectan.
La nueva investigación, realizada por un equipo liderado por Jonathan L. Tilly, depende de una proteína especial que marca la superficie de las células reproductivas, como los óvulos y los espermatozoides. Utilizando una máquina que puede separar las células marcadas, los investigadores obtuvieron células reproductivas de ovarios de ratones y mostraron que las células generarían óvulos viables para ser fertilizados y producir embriones.
Después, aplicaron el mismo método a ovarios humanos donados por mujeres del Centro Médico Saitama, en Japón, que estaban recibiendo tratamiento por un desorden de identidad sexual. Como con los ratones, el equipo pudo encontrar las células que producen óvulos inmaduros cuando se cultivan en el laboratorio. Estas células, cuando fueron inyectadas en ratones, generaron folículos, la estructura ovárica en la que se forman los óvulos, tanto como óvulos maduros, algunos de los cuales tenían un solo juego de cromosomas, una particularidad característica de los óvulos y los espermatozoides. Los resultados fueron publicados online por Nature Medicine.
Tilly y colegas escribieron que su trabajo abre ‘un nuevo campo en biología reproductiva humana que hubiera sido inconcebible hace menos de diez años’, y que el acceso a las nuevas células hará posibles nuevas formas de preservación de la fertilidad.
David Albertini, experto en fertilidad femenina del Centro Médico de la Universidad de Kansas, calificó el estudio como una verdadera ‘ tour de force tecnológica’, pero agregó que todavía no está claro si el procedimiento produce verdaderos óvulos que podrán usarse en fertilidad humana. ‘Ninguno de los criterios que utilizamos en el campo para establecer que una célula es de alta calidad se satisface en este caso’, dijo.
Tilly discute desde hace mucho la idea aceptada de que una mujer no produce nuevos óvulos después de nacer. En 2005, informó que las mujeres poseen una reserva escondida de células de la médula ósea que rellenan constantemente los ovarios con nuevos óvulos. Pero otros investigadores no han confirmado estos resultados, dijo el doctor Albertini.
El nuevo estudio sigue una línea completamente diferente, pero de todas maneras debe tomarse con cautela, dijo Albertini, hasta que otros científicos hayan podido repetirlo, un procedimiento de rutina en la ciencia. Incluso si se valida el estudio, las células en cuestión sólo podrían ser utilizadas para la investigación. El uso en infertilidad está todavía muy lejos

PROTECTIA | 23 noviembre, 2017

Desde hace más de 7 años, en el Hospital Privado se llevan a cabo trasplantes con células madre provenientes de donantes.

Uno de los casos más resonantes fue el de Emanuel Picca (25), quien padecía la enfermedad de Hodgkin y fue trasplantado con células madre traídas de Polonia.

Esa enfermedad es un tipo de linfoma maligno, un cáncer que se origina en el tejido linfático, que comprende los ganglios linfáticos y órganos que integran el sistema inmunológico y el sistema productor de sangre.
El joven fue operado el 26 de Enero de 2011, luego de hallar un donante compatible a través de la búsqueda en todos los bancos de células madre del mundo.
El equipo médico que intervino al joven estuvo coordinado por Juan José García, jefe del servicio de Hematología y Oncología y Jefe de Trasplante de Médula Ósea del Hospital Privado.
‘El procedimiento consiste en infundir, como si fuera una transfusión, las células madre provenientes del donante en el receptor, luego de administrar al paciente quimioterapia para suprimir sus defensas y evitar que las células sean rechazadas’, explicó García.

En la actualidad, cada vez más son los especialistas que recomiendan a las familias guardar las células madre de cordón umbilical ante posibilidad de tratar la enfermedad de algún pariente.