Células madre, un bien de familia (Protectia suma investigación y crece)

PROTECTIA | | 9 mayo, 2019

En Córdoba, hablar de células madre es prácticamente sinónimo de Protectia. Tanta docencia hicieron y tanto trabajaron la marca, que terminaron asociadas. Este banco, que nació hace 10 años, hoy ya “guarda” 15.000 muestras de estas células y apuestan a crecer más de un 30% en lo que queda de 2019 y 2020. Además, hacen investigación científica y trabajan en un plan de expansión territorial.

Protectia es un banco, sí. Pero de los que apuesta al futuro de verdad: es el único que resguarda células madre en la Provincia de Córdoba con proyección nacional. Nació en septiembre de 2008 de la mano del obstetra Omar Raimondo (hoy en la Dirección del Laboratorio) y el contador Pablo Mattoni (a cargo de la Presidencia del banco), ambos de Villa María. Sin embargo nunca dudaron en instalar la empresa en la capital provincial. ¿La razón? Estrategia pura. “Siempre lo pensamos como un banco federal. La tecnología de las células madre permite que haya un solo banco donde se centraliza el procesamiento y las guarda sin importar de dónde vengan las muestras. Entonces ellos pensaron siempre en la expansión geográfica por todo el país y, ¿qué mejor que estar en el centro para receptar muestras de todo el territorio nacional?”, explica Julia Mattoni, hija de Pablo y coordinadora de Proyectos de Protectia.

El core de Protectia

Criopreservan células de sangre y de tejido de cordón umbilical. Parece complejo, pero no lo es tanto: Guardan “células maestras” del cuerpo que tienen la capacidad de autorreproducirse indefinidamente (son muy “plásticas”) y pueden llegar a “copiarse” en células con funciones especializadas como células musculares, sanguíneas y óseas, entre otras. “Conservar las células madre en el momento del parto amplía las posibilidades de tratamientos terapéuticos futuros. En el mundo cada vez se realizan más trasplantes de sangre de cordón umbilical para tratar distintas enfermedades”, nos aclara Julia.  Si bien en Argentina es un país donde todavía hay mucho por hacer y conocer, en el mundo son muchos los tratamientos clínicos aprobados con este material biológico: desde leucemias, hasta algunas enfermedades autoinmunes.

Quizás en una empresa de estas características el cuello de botella sería la logística, sin embargo es donde ellos se sienten más fuertes. “Lo tenemos muy aceitado, es nuestra mayor fortaleza. Coordinamos la logística desde Córdoba y todo es muy personalizado. Como nuestro desafío es procesar la muestra a tiempo, para eso necesitamos un traslado seguro”, explica Pablo.

¿Cómo es el proceso?

En el momento del parto la mamá va con un kit que le proveemos nosotros y el obstetra hace la recolección: se toma una muestra de sangre y del tejido del cordón umbilical. Una vez recolectado, retiramos todo por la habitación de la mamá, y una vez en nuestro laboratorio se procesa la muestra y se guarda.

Investigación científica, la otra pata

Con el afán de impulsar el avance en células madre, desde el año pasado sumaron una nueva unidad al banco: la investigación científica. Y son varios los proyectos en los que avanzan conjuntamente con otras instituciones. Concretamente lo que hacen es acompañar a grupo de investigadores y aplicadores en el correcto procesamiento de las células madre. “Lo que aportamos es nuestro expertise en el procesamiento de células, los apoyamos con la tecnología que nosotros tenemos”, aclara Julia, representante de la segunda generación familiar al frente de Protectia.

En ese plano, los principales proyectos que encaran son:

Junto a la Maternidad Provincial de Córdoba y a la Maternidad Sardá de Buenos Aires impulsaron el protocolo de aplicación de células madre en caso de hipoxia. “Cuando un niño nace con privación de oxígeno, cualquiera sea la causa, se toma la muestra de sangre del cordón, se ingresa al laboratorio, se procesa, se la devuelve y se le vuelve a implantar en las primeras 36 horas. Por ahora estamos en fase clínica de experimentación, pero estamos muy expectantes porque en el mundo está dando muy buenos resultados, muy alentadores”, comentan entusiasmados.

En investigación de base trabajan con profesionales del IUCBC y el Instituto Martín Ferreyra.

Otro de los proyectos en los que trabajan es en la reconstrucción de úteros a partir de células madre provenientes de sangre menstrual.

Perspectivas 2019/2020

A la pregunta “¿Cómo se proyectan para lo que viene?”, son contundentes. Los Mattoni resumen sus planes futuros en las siguientes frases:

“El año que viene queremos llegar a 20.000 muestras y estamos avanzando en eso aunque dependemos mucho de la coyuntura”.

“Además estamos a punto de largar las franquicias de Protectia. Vamos a centralizar todo en el banco de Córdoba pero vamos a abrir representaciones comerciales en distintas provincias”.

“Y como estamos pensando en la expansión, hemos comprado una propiedad sobre Av. Tejeda al 1100 para hacer allí un edificio de tres pisos con laboratorio en la planta baja, en el primer piso el área comercial y la administrativa en el segundo. Entendemos que el desarrollo del proyecto nos llevará al menos un año, así que es un proyecto a mediano plazo”.

¿Cuál es el techo del negocio? -quisimos saber.

-No creemos que el negocio se amesete. Obras sociales como Sancor ya cubren el servicio. Otras como Nobis, también. Pero hay mucho por hacer allí, porque en la medida que las obras sociales lo cubran y la gente comprenda el beneficio, iremos sumando familias.

(Extraer las células madre de sangre y tejido del cordón de un bebé al nacer tiene un costo aproximado de $ 25.000, que incluye el contrato, el kit para su transporte al banco y un año de criogenación o criopreservación. Luego, el costo anual por la criopreservación es de U$S 154 (+ IVA) la sangre y U$S 74 (+ IVA), el tejido).

 

Fuente: http://infonegocios.info