El Hospital Rawson de San Juan realizó exitosamente operativos de recolección de células de cordón umbilical, para dos pequeños con diagnóstico oncohematológico

El equipo del Hospital Rawson realizó los procedimientos de recolección de sangre de cordón a recién nacidos, hermanos de pacientes con diagnóstico y tratamiento oncohematológico. La recomendación de los profesionales fue que las células madre se almacenen en un banco criopreservador de Cordón Umbilical, en caso de que fuera necesario utilizarlas ante una recaída o para consolidar el tratamiento oncológico.

Uno de los casos fue el de una mamá embarazada a la que contactó la Unidad de Oncohematología Infantil del mismo hospital.

La sangre de cordón umbilical contiene gran cantidad de un tipo especial de células que se denominan “células progenitoras hematopoyéticas” (CPH) pero son las que comúnmente se conocen como “células madre”. Su principal característica es que son células inmaduras que tienen capacidad de dividirse y diferenciarse para dar origen a todos los tipos celulares maduros presentes en la sangre: glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas.

Los trasplantes de médula ósea o células progenitoras hematopoyéticas constituyen parte del tratamiento de numerosas enfermedades hematológicas, inmunológicas, oncológicas y metabólicas.

Debido a su alto contenido en células progenitoras hematopoyéticas, la sangre de cordón umbilical puede ser utilizada como fuente en un procedimiento de trasplante.