Matthew Farrow, cumpliendo 30 años desde su renacimiento

PROTECTIA | | 26 septiembre, 2018

Cuando Matthew Farrow tenía 5 años recibió el primer trasplante de cordón umbilical del mundo con el objetivo de tratarlo por Anemia de Fanconi.

El milagro ocurrió el 6 de octubre de 1988 y este evento médico pionero fue un verdadero esfuerzo de cooperación internacional. Matthew fue diagnosticado en su ciudad natal en Estados Unidos y su donante fue su hermana recién nacida. El científico norteamericano que guardó la muestra de células madre fue el Dr. Hal Broxmeyer, y el trasplante se realizó en el hospital francés Hôpital Saint-Louis en Paris, donde su médica tratante fue la Dra. Eliane Gluckman.

Matthew tiene 35 años está casado y es padre de un hermoso niño. Hoy siente que tiene que contar su historia para crear conciencia y comprensión sobre la importancia de la guarda de células madre que, según comenta, aún no es tratada con la seriedad que debería.

Durante la conferencia Cord Blood Connect dio una charla muy emocionante, les compartimos sus palabras.

Ha sido un viaje muy emocionante para mí y toda mi familia, el solo hecho de haber tenido la posibilidad de una segunda oportunidad de vivir cuando aún era un niño nos regaló 30 años de tiempo compartido juntos. Cuando fui diagnosticado mis padres no bajaron los brazos, se habían propuesto a encontrar alguna esperanza. Fue en un momento donde aún no existía el internet y no había como buscar. Pero mi mamá era enfermera y por la gracia de Dios se enteró que en la universidad de Duke estaba este procedimiento que era altamente experimental pero que permitió poner a nuestra familia al servicio de este milagro médico. Miro atrás y me doy cuenta de que muchas familias han sido tocadas gracias a las elecciones y el sacrificio que hizo mi familia. Y gracias al sacrificio y al tiempo de estos dedicados médicos y científicos que hoy se encuentran en la sala. Ellos, que han cambiado la manera en pensar la medicina, y la manera en que se hacían las cosas y que aún hoy continúan haciéndolo. Hoy me encuentro aquí frente a ustedes agradecido por estos 30 años y deseando poder compartir 30 años más”.