El médico que salvó su vida con células madre de cordón umbilical

PROTECTIA | | 1 marzo, 2019

Para el Dr. Cuevas y su familia ha sido un proceso fuerte, en el cual han valorado la importancia de la preservación de las Células Madre de cordón umbilical. Habiendo tomado conciencia, hoy son sus hijos los que deciden sin duda guardar estas células.

 

“Mi evolución ha sido muy buena luego del trasplante con Células Madre” cuenta José Luis Cuevas, médico anestesista que hace unos años recibió células de cordón umbilical tras un diagnóstico de leucemia linfoblástica aguda.

Consultado sobre su estado a casi 10 años de aquella intervención, novedosa en su momento, José Luis se encuentra en muy buenas condiciones, continúa su vida laboral con normalidad y agradece esta oportunidad que le dio la medicina moderna.

A sus 48 años, este profesional que se desempeñaba con total naturalidad en su trabajo como médico anestesista del Hospital Las Higueras de Chile, recibió la peor noticia: tenía leucemia.
Por sus conocimientos en medicina sabía lo que vendría por delante, por lo que confió en la mejor alternativa que le proponía el equipo médico tratante.

Según explicó el Dr. Francisco Barriga, director del Banco público de células madre de Chile y jefe de la Unidad de Hemato-Oncología Pediátrica del Centro de Cáncer UC, donde recibió tratamiento José Luis, el tipo de leucemia del paciente era muy resistente por lo que no era suficiente el tratamiento “tradicional”, así que recomendaron un trasplante de células madre.

El doctor Pablo Bertín, jefe de Trasplantes de Médula Ósea de Red Salud UC, afirmó que “hasta antes de este trasplante, José Luis tenía un 10% de posibilidades de vida. Luego de realizado, sus expectativas serían de 60% o más”.

El procedimiento

El primer paso, antes de realizar el trasplante, fue someter a Cuevas a quimioterapia durante siete días a fin de atacar la leucemia linfoblástica aguda. Una vez finalizado ese período, se realizó la transfusión con dos unidades de sangre de cordón umbilical ya que se trataba de un paciente adulto.

Consultado acerca de la elección del trasplante de células madre de cordón umbilical por sobre el de médula ósea –más común para este tipo de enfermedad- el Dr. Barriga explicó que existe un aspecto trascendental a su favor, y es la mayor facilidad para encontrar compatibilidad.

Las unidades de células de cordón umbilical que salvarían al Dr. Cuevas procedían, una del banco público de Chile, y otra desde EEUU por la que la familia debió pagar cerca de 18 millones de pesos chilenos (más de USD 25.000 actualmente).

Por lo que para él y su familia ha sido un proceso muy fuerte, en el cual se ha valorado la vida y con esto la importancia de la preservación de las Células Madre de cordón umbilical. Habiendo tomado conciencia, hoy son sus hijos los que deciden sin duda guardar estas células. Además, como familia, desearían que todas las personas tuvieran medios para hacer este tipo de trasplante y así salvar la vida de muchos más.