Nutrición durante el primer trimestre de embarazo

En los primeros meses de embarazo, el cuerpo comienza a experimentar muchos cambios. La mamá debe tener reservas suficientes de ácido fólico, para prevenir defectos en el desarrollo del embrión. Además, los posibles trastornos, como las náuseas y los vómitos, pueden hacer que la embarazada tenga menos apetito o no tolere determinados alimentos. Por esta razón, adapta tu alimentación a las nuevas necesidades.En los primeros meses de embarazo, el cuerpo comienza a experimentar muchos cambios. La mamá debe tener reservas suficientes de ácido fólico, para prevenir defectos en el desarrollo del embrión. Además, los posibles trastornos, como las náuseas y los vómitos, pueden hacer que la embarazada tenga menos apetito o no tolere determinados alimentos. Por esta razón, adapta tu alimentación a las nuevas necesidades.

Beber agua: Es importante para que el cuerpo no llegue a la deshidratación, ya que es una complicación que puede afectar al correcto desarrollo del cerebro del feto. Además, es beneficioso para evitar la retención de líquidos propia del tiempo de gestación.

Desayuno saludable: Elegir alimentos correctos para esta primera comida del día siempre es importante, en tu caso, futura mamá, lo es mucho más. Para que tu desayuno sea la mejor forma de comenzar el día, incluye alimentos con fibra como cereales o panes integrales; una porción de fruta; una fuente de proteína como lácteos o huevos y evita los panificados dulces.

De 5 a 6 comidas por día: Es preferible consumir pequeñas porciones varias veces al día para favorecer la digestión y evitar la acidez de estómago típica del embarazo. En lugar de hacer ingestas abundantes, realiza más comidas a lo largo del día y mastica bien los alimentos.

Antojos: Disfruta de cada uno de ellos. Te ayudará a no comer de más y ser muy feliz. Recuerda, no injerir comida por dos, más bien, adapta la alimentación a las nuevas necesidades.