Rutina del bebe durante las fiestas

Así como los niños se entusiasman muchísimo ante la inminente llegada de las fiestas de fin de año, para un bebé estas pueden constituir una verdadera molestia. En efecto, los bebés y los niños pequeños dependen muchísimo de las rutinas, se apoyan en los horarios, en los lugares conocidos y en las personas de su entorno para sentirse seguros, y el revuelo que suele darse durante diciembre puede alterarlos más de la cuenta.


Hay muchos cambios hacia fin de año, como por ejemplo la iluminación de las casas y de las calles, las largas tardes de compras a las que llevamos también a nuestro bebé, comidas que ellos nunca han probado, y ni qué hablar de las visitas familiares, las reuniones con muchas personas o un viaje. Todo esto, puede que al bebé se le alteren sus horarios de siesta, su hora de dormir por la noche, o pasar de brazos en brazos porque han llegado familiares que quieren conocerlo.


Una de las claves para sobrellevar todo esto y ayudar al bebé, es tratar de mantenerles su rutina lo más parecida a la que tienen durante el resto del año: permitirles dormir la siesta en el horario de siempre, por ejemplo.


Finalmente, es importante que los padres seamos flexibles y comprensivos. Que el bebé esas noches pierda una hora o dos de sueño no interferirá con su crecimiento y su bienestar. ¡Mejor relajarse y disfrutar de las Fiestas!

Fuente: www.bebedeparis.com/rutinadenavidad/