Centro de atención 0800 888 0363

bebé

La lactancia materna es muy importante en el desarrollo temprano de los bebés y es una de las mejores experiencias de tu vida pero ¿Qué pasa cuando esta es dolorosa, incómoda, y falta tiempo? Aquí encontrarás soluciones para poder mejorar la postura o acabar con los mitos y tomar la mejor decisión.

  • Coloca al bebé frente a tu pecho con la cabeza apoyada en tu antebrazo.
  • Oreja, hombro y cadera alineados.
  • Boca abierta, el bebé debe cubrir toda tu areola. Ayúdalo sosteniendo tu pecho en forma de “C” para una mejor agarre.
  • Nariz, mejillas y barbilla tocando el pecho. Muchas mamás en esta etapa se les dificulta ya que la nariz del bebe debe de quedar cubierta por el pecho y crea angustia por la respiración ¡No te preocupes! La naturaleza es maravillosa tu bebé empujara tu pecho si lo cree necesario o puedes ayudarlo oprimiendo tu pecho pero no separarlo a el ya que te puedes lastimar.
  • Cuando te separes de tu bebé no lo hagas bruscamente, introduce tu dedo en su boca antes de retirar tu pecho para que este suelte suavemente y no te lastimes.
  • Es importante que se alimente de las dos mamas así que trata de determinar un tiempo estimado de 20 minutos aproximadamente para que realices el cambio.
  • Si ingieres algún medicamento consulta con tu médico la lactancia exclusiva ya que el 95% de los medicamentos son compatibles con la lactancia.
  • No existe una comida que te haga producir más leche ni una evidencia científica lo que sí es muy importante que tomes mucha agua y tengas una alimentación balanceada.
  • El tamaño de tu mama no influye en la producción de leche.

Fuente: https://heraldodemexico.com.mx/estilo-de-vida