Una explicación para el menor índice de recaídas posterior a trasplante de sangre de cordón umbilical presentado en ASH

PROTECTIA | | 1 marzo, 2019

La recaída de pacientes con leucemia es menor cuando la fuente del trasplante es de un donante (alogénico no relacionado) de sangre de cordón umbilical. Así lo explica un estudio presentado ante la American Society of Hematology, durante su reunión anual celebrada en febrero.

Las principales conclusiones de este estudio en el que participaron 20 centros de trasplante de Europa, América del Norte y Asia indican que, en los casos en que se utilizaron unidades de sangre de cordón umbilical hubo menor “pérdida de HLA”. Este fenómeno podría contribuir a la menor incidencia de recaída informada para Trasplante de Sangre de Cordón Umbilical en comparación con otras fuentes de células madre.

La “pérdida de HLA” es un mecanismo por el cual las células leucémicas evaden el efecto de injerto contra leucemia mediado por células T de donante alorreactivas y se convierten en una clínica recaída evidente.

El estudio no detectó la pérdida de HLA después de trasplantes no relacionados de sangre de cordón umbilical, mientras que sí se percibió post trasplante en receptores de trasplantes de donante no relacionado haploidénticos, no coincidentes y trasplantes de donante emparejados no coincidentes. Los resultados mostraron que, de 396 casos estudiados, 35 recaídas ocurrieron después de un trasplante haploidéntico, 12 después de trasplante de donante sin relación familiar, 4 después de trasplante emparejado 10/10 y, en particular, ninguno después de trasplante de células de cordón umbilical.

Se trata del mayor estudio colaborativo sobre la inmunobiología de la recaída hasta la fecha, y confirma la relevancia clínica de la pérdida de HLA en la recaída después de trasplante, por lo que postula al trasplante de células de cordón umbilical como la mejor opción en este sentido por ser la que menos pérdida de HLA presenta.