VIH: segundo caso de una persona curada tras un trasplante de células madre

Desde hace 12 años, cuando se logró la primera remisión permanente, los científicos han tratado de copiar el resultado. Por fin lo lograron, según un nuevo estudio publicado en la revista científica Nature.

Hace más de una década Timothy Ray Brown, conocido como “el paciente de Berlín”, fue la primera persona funcionalmente curada de la infección y pudo dejar de tomar las medicinas anti retrovirales. Había recibido una ronda intensiva de quimioterapia y radiación, además de dos trasplantes de células madre de médula ósea.

Como Brown, el “Paciente de Londres” tenía una forma de cáncer y fue tratado con un trasplante de células madre procedente de donantes que tenían una mutación genética denominada CCR5, que conduce a la inmunidad contra el VIH.

El “paciente de Londres”, como se conoce a este nuevo caso, no recibe drogas contra el VIH desde septiembre de 2017. Es decir que su remisión ha sido prolongada, de un año y medio.

Esto reveló dos cosas: que el trasplante en sí mismo es importante para combatir el virus y que el gen fallido es necesario para que la cura sea duradera.

Una de las razones por las que el caso del paciente de Berlín no se logró reproducir con éxito durante 12 años es que la posibilidad de esos trasplantes es poco frecuente, sólo son indicados por razones clínicas de gravedad, como la leucemia o el linfoma de Hodking. Dado que hay medicación para controlar el HIV, la infección sola no amerita someter a alguien un trasplante.

“Al obtener la remisión en un segundo paciente utilizando un enfoque similar, hemos mostrado que el paciente de Berlín no era una anomalía, y que en verdad fue el enfoque terapéutico lo que eliminó el VIH en estas dos personas”, dijo Ravindra Gupta, autor principal del nuevo trabajo. El investigador es profesor del Departamento de Infección y Sistema Inmunológico del University College de Londres. En el hallazgo participaron también la Universidad de Cambridge, el Imperial College de Londres e instituciones de España, Holanda y Singapur.

“Estos nuevos hallazgos reafirman nuestra creencia en que existe una prueba de concepto de que el VIH es curable”, dijo en un comunicado el presidente de la Sociedad Internacional de Sida, Anton Pozniak, apenas se conoció la noticia. “La esperanza es que esto eventualmente conducirá un una estrategia segura, efectiva y sencilla para lograr estos resultados utilizando tecnología genética o técnicas de anticuerpos”.