Células madre mesenquimales usadas para tratar la reacción injerto contra huésped

Del 20% al 80% de los pacientes que reciben un trasplante de donante desarrollan algún grado de enfermedad de injerto contra huésped. En un revolucionario avance de la medicina, investigadores proponen la aplicacion de Células Madre Mesenquimales para disminuir esta posibilidad.

La reacción injerto contra huésped es la reacción más común y seria complicación, posterior a un trasplante de células madres provenientes de un donante no relacionado. Esta reacción se divide en aguda o crónica de acuerdo al tiempo de evolución, y es la principal causa de muerte post trasplante. Los sobrevivientes sufren a menudo de serias complicaciones orgánicas y de deterioro en la calidad de vida. La principal terapia aplicada para controlar esta reacción, es la utilización de altas dosis de corticoides. Si esto no funciona hay una serie de segundas alternativas, pero que al presente no son lo suficientemente efectivas.

Investigadores de distintas Universidades de Polonia presentaron un primer trabajo en la prestigiosa revista Bone Marrow Transplant en Marzo de 2014, describiendo la experiencia de tratar esta grave reacción: se trataron 10 pacientes entre los años 2011-2013 en distintos Hospitales de Polonia, los mismos fueron medicados con la infusión de Células Madre Mesenquimales (CMM ) obtenidas de la gelatina de Wharton (cordón umbilical) como terapia alternativa debido a la no respuesta al tratamiento habitual con corticoides. 3 pacientes presentaban una reacción crónica y 7 un cuadro agudo de rechazo, 4 en su forma más grave de presentación. Los pacientes habían recibido el trasplante de células madre debido a leucemia linfoblástica aguda, leukemia mieloide aguda, síndrome de mielodisplasia, anemia aplástica severa y linfoma no-Hodgkin. Todos habían sido tratados previamente con corticoides y con terapias de segunda línea sin respuesta.

RESULTADOS DEL ESTUDIO

Los pacientes recibieron de 1 a 3 transfusiones de células mesenquimales criopreservadas y una media de 1.5 millón de células por kg de peso. Fueron controlados estrictamente durante un promedio de 9.5 meses y no se describieron efectos secundarios. 6 de 10 pacientes respondieron al tratamiento y sus dosis de inmunosupresores fueron disminuidas, incluso 1 de ellos con rechazo crónico. De los 4 que no obtuvieron respuesta, 1 se hizo crónico y los otros 3 fallecieron, 2 por agudización del cuadro y 1 por falla reno-hepática. Hoy se acepta la trasfusión de CMM como tratamiento de segunda línea aunque deba todavía ser evaluada en mayor cantidad de pacientes, para analizar los tiempos de aplicación, cantidad de células a utilizar e intervalos entre inyecciones.

Fuente:
The First in Poland Follow-Up of 10 Patients with Steroid-Refractory Graft-versus-Host Disease Treated with
Intravenously Applied Wharton’s Jelly-derived Mesenchymal Stem Cells as a Salvage Therapy. Abstract PH
AB232. Bone Marrow Transplant. 2014 Mar;49:S537.